6 Razones por las que el estrés acaba con tu piel

OMG! ¿Ya sabías esto?

Obviamente nunca hay un momento adecuado para que salga un enorme grano en tu cara, pero por lo regular, ¡siempre salen en la peor ocasión! ¿No te ha pasado que te sale un mega grano justo el día de la fiesta que tanto esperabas o de la cita con tu crush? ¡Qué horror! Suena como un pesadilla, pero resulta que existe una razón.

El estrés se mete totalmente con tu piel provocando que te salgan mil granitos e incluso arrugas. Checa las razones...

1. Las hormonas del estrés causan estragos en tu piel

Cuando te encuentras súper estresada, tu cuerpo empieza a bombear hormonas de estrés como respuesta de lucha. El estrés crónico priva a la piel de oxígeno y nutrientes esenciales, lo que conduce a enfermedades de la piel e inflamación. Por ejemplo, la hormona del estrés, “cortisol”, puede poner a trabajar las glándulas de aceite y causarte acné.

2. Literalmente dejas de dormir

El sueño es súper importante para tener una piel sana. La falta de sueño puede aumentar tus niveles de cortisol que junto con todo el asunto de sobrecarga de aceite, es mucho más difícil dormir. Es así de fácil, menos sueño = más cortisol. Esto debilita tu sistema inmunológico y tu piel luce totalmente apagada y hasta con arrugas.

3. Si ya tienes un problema en la piel, se vuelve peor

El estrés puede ser la última gota que derrame el vaso, pues si tienes condiciones crónicas de la piel, es posible que tengas más brotes.

4. Los hábitos nerviosos se vuelven más difíciles de romper

Las formas en las que haces frente al estrés, podrían dañar tu piel. Desde comerte las uñas, rascarte, morder tu cabello; estos malos hábitos transfieren bacterias a tu piel, lo que te hace propensa a tener brotes de acné.

5. Hay riesgo de cáncer en la piel

¡No entres en pánico! El estrés no causa cáncer, pero sí incrementa las posibilidades. El estrés disminuye las defensas de nuestro sistema inmunológico provocando que la respuesta de nuestro sistema inmune para luchar contra los cánceres de la piel de células basales, se vea afectada.

6. Se acelera el envejecimiento

Como ya lo habíamos mencionado, el estrés te arruga. Las hormonas del estrés conducen a un envejecimiento acelerado de la piel, ya que si tu sistema inmune se encuentra debilitado, factores ambientales nocivos como los rayos UV, el humo del cigarrillo y la contaminación en general, deterioran tu piel a gran medida.

Así que ya viste, ¡el estrés te acaba! Intenta tranquilizarte y buscar maneras para desestresarte. ¡Tu piel lo agradecerá!

Relacionadas
Prepárate para el invierno sin dejar de lucir espectacular con estos consejos.
¡Ya es hora de empezar a pensar en tus looks navideños, ya sea que tengas planes para reuniones familiares, fiestas con amigos o ambos!