corazon

Razones por las que tus pretendientes no se te declaran