Logo Tú
Síguenos en:

Pon en práctica estos tips para ¡sanar tu corazón!

Pon en práctica estos tips para ¡sanar tu corazón!
Foto: Tú
19/06/13

Sufres, te sientes sola y no dejas de llorar... ¡Son síntomas de un corazón herido!

¿Dejó de buscarte, está saliendo con otra niña o te tronó sin dar mayor explicación? Cualquiera que sea el motivo del rompimiento recuerda una cosa: el dolor pasará. Y aunque por ahora te parezca imposible, ¡puede suceder más rápido de lo que imaginas!

¡Checa estos tips! No tardarás en sonreír de nuevo... ¡al lado de otro bombón!

Empieza a creerlo
Es normal que una ruptura te descontrole, aun cuando haya habido señales de truene. Al terminar una relación es común sentirse ansiosa y frustrada, y quizá comiences un plan para "recuperarlo". ¡Tranquila!

Acepta que se acabó
Luego de la ansiedad vendrá un periodo un poco difícil, pues podrías ver a tu ex con otra chica. Si duraron mucho tiempo, el sufrimiento tal vez sea intenso, pero, tarde o temprano se irá. ¡Ánimo!

No lo busques más
Olvídate de aclarar las cosas y tampoco pretendas ser su amiga; por ahora, esta no es una buena idea. Cuando aún no superas a un ex, intentar recuperar su amistad es un poco falso y muy riesgoso para tu estabilidad emocional: los amigos platican, entre otras cosas, de sus romances, ¿cómo te caería escuchar lo linda que es su nueva novia?

Sigue tu camino
Haz un esfuerzo por continuar con tu rutina diaria: no descuides tus notas en el cole, sal con tus amigas, saca a pasear a tu perro, ve a patinar o invita a tu prima al cine. Lo mejor que puede sucederte en este momento es estar rodeada de tu familia y de toda la gente que te ama.

Evita frecuentar a sus amigos
No hay para qué torturarse, basta con un saludo a la distancia y ya. Si también son tus cuates, trátalos como siempre, pero sin mencionar a tu ex. No intentes mandarle mensajes.Tampoco está padre exhibir tu dolor ni pretender causar lástima.

Tus hobbies como aliados
Mantente ocupada en las actividades que son tu hit: pídele a tu BF que te acompañe a un museo, vayan a una exposición, a un concierto o den el rol por las calles más importantes de su ciudad para mirar monumentos, aparadores y comprar algunos discos. Tómense fotos divertidas ¡y sonríanle a la vida!, recuerda que no estás sola.

¡Adiós a sus cosas!
Pídele a una de tus amigas que le regrese aquellos objetos que él te haya prestado (laptop, cd, dvd o libros). Borra esas fotos en las que salen abrazados y pon fuera de tu vista al oso de peluche que te regaló. Conservar las cosas que te lo recuerdan únicamente te causará más dolor.

Que no te hablen de él
Hay personas que, sin ser mala onda, podrían preguntarte por tu chico; en esos casos, basta con responder de manera educada y ultracool: "Ya terminamos", y de inmediato cambia el tema. Tampoco permitas que tus cuates te pongan al tanto de lo que pasa en la vida de ese niño. Habla con tu BF y a ella sí pídele de manera directa que no te lo mencione en un buen rato.

Evita escuchar las rolas que te lo recuerden
No te atormentes una y otra vez con las canciones que escuchaban juntos y tampoco repitas mil veces aquella que bailaron en el aniversario del colegio. Explora nuevos horizontes musicales.

Haz ejercicio
La actividad física te ayuda a liberar endorfinas, sustancias producidas por el propio organismo, conocidas también como hormonas de la felicidad. Cuando sentimos dolor o estamos muy estresadas, estos químicos naturales estimulan los centros de placer del cerebro, lo que contribuye a eliminar el malestar y disminuir las sensaciones dolorosas. Inscríbete cuanto antes a un equipo femenil de soccer o de voleibol, o si lo prefieres, lánzate al GYM. Además de sentirte súper, tonificarás tu cuerpo.

Recuerda
No te claves en el dolor ni te quedes en tu cama. ¡El sol sigue brillando y tú no has dejado de respirar!