12 Razones por las que ser tía es lo mejor que te ha pasado

Publicado el día 07 de Abril del 2018, Por @Revista_Tu

Esa sensación cuando te dice por primera vez "tía"

...

Si a temprana edad tienes la suerte de tener sobrinos o sobrinas, seguro te identificarás con todos estos puntos.

La llegada de ese ser tan pequeño,ha sido una de las mejores cosas y regalos que te pudo dar tu hermana o hermano y que a pesar de no ser tu hijo, siempre harás lo posible por cuidarlo y verlo feliz.

¡Checa las razones por las que ser tía es lo mejor que te ha pasado!

1.El día en que tu hermana te dijo que serías tía: Recuerdas perfectamente el día en que tu hermana te dijo que estaba embarazada, sólo querías que el tiempo pasara rápido, para ya tener a ese bebé en tus brazos. 2. Cuando por fin nació: El día más esperado por fin llegó y al fin nació tu sobrino(a) y lo único que quieres es abrazarlo y puedes hasta parecer la mamá, porque estás al pendiente más que nadie. 3. El día que gritamos "Está caminando, está caminando": Cuando por fin empezó a sostener y controlar su equilibrio y dio sus primeros pasos, tu hermana y tu dejaron sordos a todos los presentes por los gritos de emoción. 4. Cuando hablas por teléfono y se te deshacen los oídos de amor: Marcar a el celular de tu hermana o a su casa y lo primero que escuchas es un  "hola" de tu sobrino, te dan ganas de comerte a besos el teléfono. 5. Cuando te dice por primera vez "tía": Desgraciadamente para ti sus primeras palabras serán “mamá”, “papá”; pero tu quieres asegurarte que de las primeras sean también “tía” y cuando por fin lo haga, morirás de amor. 6. Puedes ser tan niña como quieras a su lado: Llevarlos a un parque de juegos extremos, al cine, al parque y jugar como niños e incluso hacer tanta travesura juntos desde casa; con un sobrino tienes el pretexto perfecto para hacerlo y divertirse los dos como bebés. 7. Siempre tendrás amor de sobra: Si tienes un mal día, ¿Quién mejor que tu sobrino para darte tanto abrazo y besos quieras? 8. Gastas más en ellos que en ti misma: Cuando vas a un centro comercial, estás más al pendiente de los juguetes y ropa de bebé que de cosas para ti y no dudas ni un segundo en si ves algo lindo, comprárselo a tu sobrino y consentirlo lo más posible. 9. Estás en primera fila en eventos especiales de ellos:Sin duda alguna, cuando tienen algún evento en la escuela o alguna actividad especial, tú eres la primera en querer ir a echarle porras y tomarle mil de fotos. 10. Tienes un día especial para ellos: Entre semana puede que estés ocupada con miles de proyectos y la escuela, pero en fin de semana te reservas un día o un rato al menos para ir a verlos y pasarla padrísimo. 11. No quieres que crezcan nunca: Ves como comienza a pasar el tiempo y que ya no son los bebés de hace unos años, por lo cual ruegas porque el tiempo ya no continúe y se queden así toda la vida. 12. Cuando comienzan a crecer, eres su mejor amiga: Hay cosas que en definitiva tiene en un total secreto contigo y que jamás le contaría a sus papás, pero tu que eres su tía sabes a la perfección todo.

Definitivamente te están entrenando a ser mamá, y siempre vas a quererlos como si fueran tus hijos.

Síguenos en Instagram: @Revistatumexico

Te puede interesar:

...